Jarra cerámica vitrificada.

Jarra cerámica vitrificada de Puente del Arzobispo.

Había, hace un tiempo, una jarra de cerámica de vivos colores, vitrificada, de tamaño amigable, que un día llegó a una casa particular. Allí la colocaron en medio de una mesa, le añadieron agua y un ramo de flores rojas.

Tenía -y tiene- las características propias de la cerámica de un lugar concreto: color verde esmeralda, dibujo de motivo floral y vidriado transparente en toda la pieza.

Esta jarra fue elaborada en la localidad de Puente del Arzobispo, perteneciente a la comunidad de Castilla-La Mancha, y que es una localidad que, entre otras cosas, destaca como un muy importante referente español en alfarería. Allí utilizan una técnica artesanal de alfarería que data del S-XVI.

Por su ubicación, a orillas del río Tajo, entre Castilla-La Mancha y Extremadura, los alfareros encuentran mucha agua -el río-, una arcilla de muy buena calidad y arena fina. También en los alrededores mucha retama, brezo y jara para calentar los hornos que cocerán las piezas trabajadas.

Los colores que se utilizan en su decoración son óxidos. El azul sale del cobalto, el amarillo del antimonio, el anaranjado sale del hierro, el negro del manganeso y el verde del cobre.

En el año 2019, la Cerámica de Puente del Arzobispo fue declarada Patrimonio Cultural Inmaterial por la UNESCO.

Por lo que respecta al modelo 3D escaneado en Scan3D a partir de la jarra protagonista, cabe decir que no ha sido una pieza muy complicada de escanear, aunque sí hemos tenido que incidir más en su texturización, básicamente la captura del color y todos los detalles fotográficos, por la reflexión que ocasiona la textura vidriada de la jarra original.

Características técnicas del modelo 3D:
Polígonos: 15.402
Vértices: 7.701
Mapas de textura 4k, formato PBR.

Un cop iniciada la presentació 3D maximitzeu
a pantalla complerta per observar el detall 360º